Guardia, Guardia. Fuerza, fuerza…

“Es absurdo, entonces, que se siga transmitiendo la situación en el Cauca con esa mirada estrecha, racista, equivocada como siempre en la ruta para alcanzar la paz. No es nada útil el eco desde los medios que repudia la violencia, pero que termina por enlazarse de manera perversa con el racismo que ha justificado durante largos siglos el proceso de despojo y exterminio contra los pueblos en Colombia”.

Informe completo de lo que vimos y sentimos en el Cauca, con H.I.J.O.S.

http://hijosenbogota.blogspot.com/

Foto. José Antequera Guzmán.